diumenge, 24 de novembre de 2013

Nace una cantante virtual con raíces universitarias, nuevo producto de Voctro Labs

Hatsune Miku nació el 31 de agosto de 2007 pero aparenta ser una adolescente y se ha convertido en uno de los ídolos de la música en el Japón. Los seguidores de Miku se cuentan por millones, de hecho la versión en inglés de su página en Facebook suma esta semana 1.545.471 admiradores. Hatsune Miku celebró sus primeros conciertos en 2009 y la venta de sus productos han supuesto ingresos multimillonarios para la empresa promotora, Crypton Future Media.

La joven Hatsune Miku puede cantar cualquier canción que le pongan delante en japonés o inglés pero en realidad no es una persona de carne y hueso, sino la primera ídolo musical virtual de la historia. Los dibujos de estética manga de se utilizan para representar a esta joven estrella ayudan al éxito de lo que en realidad es un banco o conjunto de fragmentos de voz grabados y preparados para adaptarse a cualquier letra de canción y cualquier melodía gracias a una aplicación informática. En este caso de éxito, la aplicación sobre la que trabaja el banco de voz de Hatsune Miku es Vocaloid, un producto desarrollado por Yamaha Corporation, en colaboración con el Grupo de Tecnología Musical de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) de Barcelona.

“A partir de trabajos de colaboración con Yamaha como el Vocaloid decidimos poner en marcha el 2011 la empresa Voctro Labs, como un spin off de la UPF”, explica Jordi Bonada, promotor de la idea junto a Jordi Janer, Merlijn Blaauw y Òscar Mayor. Los fundadores de Voctro Labs se han especializado, des del 1998 y durante su paso por el Grupo de Tecnología Musical, en el desarrollo de algoritmos avanzados de procesamiento de señal para el análisis, transformación y síntesis de audio, en especial para señales de voz humana. El primer producto comercial de Voctro Labs fueron Bruno y Clara, los primeros cantantes virtuales en castellano que funcionan con el nuevo editor y sintetizador de canto de Vocaloid 3.

Durante las pasadas fiestas de la Mercè, en un concierto en el parque de la Ciutadella que contó con la participación de Manu Guix, la familia internacional de cantantes virtuales incorporó la primera voz en catalán, Ona, igualmente desarrollada por Voctro Labs. Ona es una cantante virtual pensada para conciertos y espectáculos, un desarrollo técnico que de momento no se comercializará para el público en general.

En cambio, los responsables de Voctro Labs preparan la salida inmediata al mercado de otro personaje virtual. “Si todo va bien, a finales de año sacaremos Maika, un modelo de voz algo más refinado que Clara, que puede cantar en castellano y catalán, y que incluso podría cantar un brasileño bastante correcto o inglés, aunque en estas lenguas no suene como una persona nativa”, explica Jordi Bonada.

[Fragmentos iniciales del reportaje publicado este domingo 24 de noviembre 2013 en la página 'De la ciencia al mercado' del suplemento Dinero, del diario La Vanguardia. Texto: Joaquim Elcacho. Disponible en edición impresa y edición electrónica Premium -para subscriptores-]

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada